A vueltas con el E-learning


Hace unos días un compañero recibió un correo (en perfecto inglés, a Dios  gracias el traductor de Google acude al rescate) para indicarle que podía acceder a los cursos de  e-learning a través de la Intranet, raudo y veloz accedió a la intranet para ver el listado de cursos  con la intención de apuntarse a uno de inglés básico e iniciar la formación en este idioma.  Al intentar el acceso llegó a un punto en el que  salía una pantalla de error y no podía llegar a dicha información. Le comunicaron que pusiese un Ticket. Como lo envió en español (aunque eran sólo 2 líneas) a los pocos días recibió un correo  que, previo paso por el traductor de Google, le indicaba que el Ticket debía ser escrito en inglés y que tenían orden de cerrar los que no viniesen en dicho idioma. Con lo fácil que hubiese sido que ellos también usasen el traductor de Google. Esta persona probó a acceder desde distintos ordenadores con idéntico resultado.

Entendiendo que quieran que el inglés sea lengua vehicular entre las filiales de Atos, pero sino sabes inglés no es motivo de excomunión, máxime cuando además estás intentando aprender dicho idioma.

También nos encontramos que si intentas hacer un curso gratuito online de idiomas tampoco es posible,  pues la configuración de las máquinas no permite la reproducción de los ejercicios de audio o voz. Sólo aprendes inglés escrito, mejor aprender el lenguaje de signos  en dicha lengua.

No todo el mundo tiene un portátil que traerse o, si lo tiene, no es factible traerlo todos los días en el transporte público.

En fin, este de la formación es un tema que viene de largo, esperemos que algún día a alguien se le encienda la bombilla y la gente pueda formarse adecuadamente.