¿Política Sindical?


En las reuniones de negociación de la MSCT todos los representantes de los trabajadores dijimos y pedimos a la empresa que no hubiera despidos de ningún tipo tras la aplicación de la MSCT, pero la empresa respondió en todas las ocasiones que eran necesarias las dos medidas, rebaja salarial y despidos. Nos opusimos hasta que vimos que por ahí no íbamos a obtener nada positivo para nadie. Por tanto, nos dedicamos a rebajar el impacto de las medidas y así se llegó al acuerdo que se llegó, que no es el mejor, y que fue apoyado por la mayoría de los trabajadores. Cuando la CGT escribe lo que escribe parece como si no hubiera estado en las reuniones, pero sí que estuvieron y todos sabemos que su propuesta de rebaja salarial (ya nos sorprendió que hicieran una propuesta de rebaja) era imposible de aceptar por la empresa.    

Así pues, podemos decir que lo que buscan con sus comunicados es obtener beneficios políticos y electorales.

Estábamos agradablemente extrañados de que se mantuvieran las buenas relaciones entre CGT y UGT desde las elecciones, salvo algún episodio esporádico como fue el conflicto colectivo sobre la antigüedad. La MSCT les ha venido al pelo para romper la unidad sindical y campar a sus anchas, es como si CGT no pudiese vivir sin atacar a los sindicatos mayoritarios, a nivel estatal. Repasen ustedes sus comunicados y verán que hay tantos ataques a los sindicatos como a la empresa. Y es que en la paz sindical tienen todas las de perder.

La UGT tiene, aproximadamente, un 3% de afiliados en Atos. Suponemos que CGT y CC.OO tendrán más o menos lo mismo. Por tanto, hay un trabajo primordial que hacer aquí que es animar  a la plantilla a hacerse partícipe de nuestras organizaciones. ¿Alguien cree que con insultos a los compañeros de otros sindicatos se va a convencer a algún trabajador de que se afilie al nuestro?. Entendemos que no es necesario que nos critiquemos entre nosotros, salvo quizá en campaña electoral, y creemos que es mejor dejar que la crítica surja de nuestros representados, ya que esta no será “interesada” y sí mas creíble.

Algunos llevamos ya muchos años aquí juntos, como trabajadores y como representantes, y nos parece mentira que, según como venga el aire, algunos de los representantes de CGT dejen de hablarnos o nos hablen mal por el mero hecho de no haber apoyado sus tesis. No es la primera vez que ocurre, ni será la última, visto lo visto.

¿Crisis en el Comité de Madrid?


Esta ha sido otra de las consecuencias de la rotura de la unidad sindical en la MSCT.  El presidente y el secretario del comité fueron propuestos y elegidos por acuerdo de la mayoría formada por CGT y UGT. Todo iba de maravilla, incluso ya se le habían pasado los malos humos del principio a CC.OO, hasta que recibimos de CGT el correo, que todos conocéis, pidiendo el cese del Presidente, sin haber hablado una palabra con él ni con UGT.

 

Entendemos que, por respeto al acuerdo, cualquier parte que pretenda romperlo debe comunicarlo previamente a la otra parte. En UGT sabíamos que el puesto de presidente lo teníamos de prestado y que nos lo podían quitar en cualquier momento, ya que tenemos 6 miembros de 27. Además, no queríamos presentar ningún candidato en su momento, pero tras las conversaciones con CGT, pidiéndonos que ocupáramos uno de los dos cargos (presidente o secretario), decidimos presentar un candidato a presidente que fue aceptado por CGT. Por tanto, hubiera bastado con que se hubieran dirigido a nosotros con sus pretensiones para que hubiéramos presentado la dimisión en el mismo momento, como hemos hecho, sin dudarlo.

 

¿Qué pretenden estos señores con estas formas de actuar? ¿Querían hacerle pasar un mal trago al presidente del comité y llenar uno de sus boletines con el espectáculo del pleno cesándole? Hay que ser muy mezquino para actuar de estas formas. Lo mas gracioso es que aunque los dos cargos iban en el mismo acuerdo, no pedían el cese del secretario que es miembro de CGT. Días después, cuando han visto truncadas sus pretensiones y que han quedado en evidencia delante de todo el personal han buscado una excusa barata para la dimisión del secretario.

 

Ahora el comité de empresa está sin cargos, gracias a la opereta de la CGT. Han provocado la crisis gratuitamente y ahora parece que aquí no ha pasado nada. No han convocado pleno para votar a su nuevo candidato, ni sabemos si sigue en pie la oferta.

 

UGT es, como hemos dicho, la fuerza minoritaria del comité y no podría, con arreglo al Reglamento, convocar un pleno para cesar a un presidente, por tanto no va a tomar ninguna iniciativa para solventar la crisis. Los que puedan quitar los cargos que los pongan también. Los que provocan las crisis que las solucionen y si no pueden, que se lo hubieran pensado antes. Lo que sí han dejado bien claro es que no respetan los acuerdos ni las formas.