ADIOS 2013


   Va un lustro de crisis y otro tanto desde la última subida salarial pactada con la empresa. Desde entonces todo han sido rebajas para los trabajadores de AtoS, no hemos tenido ni un respiro.

 

   Comenzamos el año con la MSCT en marcha y creyendo que habíamos hecho un gran esfuerzo de negociación con la empresa y que con ello contribuíamos a la mejor marcha de la misma. Pues otra vez nos hemos dado de bruces con la tozuda realidad que nos dice a voces que la empresa solo cumple la parte de los acuerdos que le convienen y se olvida del resto. Nos sentimos estafados y lamentamos haber firmado este acuerdo. Dedicaremos nuestros esfuerzos a que se termine cuanto antes la MSCT por el medio que sea.

 

   Continuamos con el intento de la empresa de implantar la jornada irregular para todos los trabajadores para conseguir no pagar por la pérdida de la jornada intensiva a cientos de trabajadores. Esta vez la cosa no les salió bien del todo, aunque sí han conseguido que algunos trabajadores hayan perdido la jornada intensiva con una compensación impuesta por la empresa. Aquí también han vuelto a incumplir el Acuerdo Marco que les obliga a negociar con la RLT las compensaciones.

 

   La renegociación del Acuerdo Marco comenzó con una propuesta infumable de la empresa y terminó proponiendo hacer una negociación informal, hablar cada uno de las cosas que le preocupan y luego si se ve que hay “feeling”, ya negociamos de manera formal. Nosotros tenemos claro que no vamos a pasar por ahí, la negociación debe ir en serio desde el primer momento y con el concurso de todos los que tengan derecho y quieran ejercerlo; no nos valen reuniones por separado con unos y con otros y, encima, informales. Otra tomadura de pelo fue la reunión que gastamos en discutir con la empresa la política de comunicación a los trabajadores sobre las negociaciones y en la que, como era de esperar, no se llegó a ningún acuerdo porque no se le pueden poner puertas al campo.

 

   La situación general del país es bastante peor que la nuestra; escuchamos a diario que hay cientos de miles de hogares que no podrán pagar servicios básicos como la luz, gas, etc., es decir volvemos a estar como estábamos hace 50 años, cuando no había calefacciones, no había agua corriente en muchas poblaciones, no había teléfono, no había televisión, se pasaba hambre, etc. Los que tenemos más de 55 años hemos vivido ya estas situaciones y pensábamos que nuestros hijos no sufrirían estas penurias, pero aquí están de nuevo y para quedarse una larga temporada, salvo que seamos capaces de organizarnos contra el liberalismo capitalista. Ahora mismo, lo malo no ha hecho más que empezar y estamos a tiempo de organizar solidariamente la respuesta a esta agresión capitalista. Si dejamos pasar unos años, nos costará decenas de años volver a los “buenos tiempos”. En nuestras manos está la solución. La UGT en sus 125 años de historia ha pasado ya varias veces por estas vicisitudes y pasará una vez más; la historia nos ha enseñado como rechazar las agresiones y minimizar los daños, pero para ello se necesita el concurso de la mayoría de la clase trabajadora.    

   Así pues, te emplazamos a comenzar el Año Nuevo con la decisión de organizarte en UGT.

 

¡¡¡FELIZ AÑO 2014 A TODOS Y TODAS!!!