¿Qué está pasando y ha pasado en Bankia (III)?


  Es curioso que hace un año y medio se tomaran medidas de urgencia para, según la empresa, apostar por uno de los clientes donde mayor presencia y conocimiento se tenía y como, en este tiempo, se ha pasado a ser un proveedor donde el cliente muestra su desconfianza y no nos dan ni un solo proyecto de gran envergadura. Prefieren dárselo a Atmira que ha ido nutriendo su plantilla con los trabajadores que Atos ha ido despidiendo y posicionándose por delante de AtoS.

  Antes se echaba la culpa al mantenimiento, ya que, según los responsables, se hacía tan mal que no nos daban proyectos por ello. A día de hoy solo conseguimos proyectos pequeños, tan ajustados de precio que es imposible sacar un beneficio, y apenas nada de mantenimiento. Para un único proyecto mediano que hay, se está yendo de fechas y jornadas porque donde se pidió A y B ahora se pide A,B,C y D y nadie es capaz de poner un freno y cerrar los requerimientos, véase proyecto de SOLRED…..

  Para corregir la situación se cambió el responsable de mantenimiento pensando que él era el problema, pero con el sustituto la situación ha pasado a ser todavía de mayor desconfianza y mayor falta de trabajo. Como se ha desincorporado gran parte de la plantilla de mantenimiento (reubicándola en miniproyectos cerrados que empiezan con dos meses de retraso, luego se le pide esfuerzos para cumplir plazos y al terminar la envían al Bench para compensar los esfuerzos que ha realizado), ahora se tienen que rechazar peticiones por falta de personal.

  En el ANS de Bankia se disponía de una organización donde se tenía controlada cada petición/cada esfuerzo/ cada trabajo. En la actualidad hay tal descontrol que ni el cliente sabe a qué responsable tiene que llamar en caso de necesitarlo. Se cambia la estructura continuamente. Un día se dice en el cliente que sale uno de los responsables de mantenimiento y al mes se dice que no que se queda y sale el otro. Eso sí, el que sale tiene que acudir a las reuniones de seguimiento……..en fin todo un despropósito que termina haciendo que Atos pierda presencia en uno de los clientes donde más fuerte era.

  En Bankia se esperaba un fuerte crecimiento en la facturación, pero la realidad muestra una pérdida de influencia y de confianza, debido a las decisiones de los responsables. Parece que se vislumbra un horizonte positivo pues, aunque extraoficialmente, la empresa parece que ha optado por destituir al Client Partner, dejarlo como responsable de mantenimiento y proyectos (debe de ser que piensan que aún puede romper algo más…..) y poner uno en condiciones, con la experiencia, capacidad y las formas adecuadas.

¿Qué está ocurriendo en Bankia?


   Bankia ha sido tradicionalmente uno de los clientes estrella del grupo AtoS, teniendo desplazados en las oficinas del cliente a la mayor parte del personal de Infoservicios. Desgraciadamente las cosas están cambiando a un ritmo acelerado.

   Últimamente están siendo desasignados una cantidad considerable de trabajadores que llevan desempeñando sus cometidos a lo largo de muchos años en este cliente. Estos compañeros son  enviados al Bench y en una inmensa mayoría con un futuro incierto.

   El contacto con los que han sido despedidos nos ha permitido obtener la información de que varios de ellos han sido contratados, al cabo de pocos días por otras empresas del sector, para trabajar en el mismo Bankia, con un salario similar, en algunos casos superior al percibido en Atos, y en muchas ocasiones a iniciativa de los propios responsables del cliente.

   Vaya por delante nuestra más cordial felicitación para estos trabajadores, pero además este tipo de situación nos lleva a ciertas reflexiones:

  • La primera es que los clientes valoran a nuestros trabajadores bastante mejor de lo que lo hace nuestra empresa. Y lo que parece muy claro es que el técnico no está siendo el responsable de la perdida de negocio en clientes.
  • Centrándonos en el caso de Bankia nos parece llamativa la situación que se ha producido en el ANS que hay contratado desde hace más de 2 años. En los servicios de este ANS han llegado a trabajar más de 55 compañeros. Tal vez no fuese el proyecto más rentable de la empresa, pero el equipo de gestión consiguió mantener un elevado número de trabajadores desarrollando sus cometidos. Recientemente, la empresa optó por reemplazar ese equipo de gestión argumentando que los nuevos responsables “sabían” hacer las cosas mucho mejor e iban a rentabilizar el proyecto. El resultado al cabo de 4 meses no sabemos si será rentable para la empresa pero no ha podido ser más negativo para los trabajadores. Prácticamente la mitad de los asignados a dicho proyecto han salido del mismo y apenas hay trabajo para los pocos que quedan.

   Como siempre ocurre, las únicas víctimas del descalabro serán los trabajadores, y los responsables serán enviados a otros proyectos donde nuevamente volverán a fracasar.

   Cuando se pone como interlocutor con el cliente a personas con valores tales como la sumisión a sus jefes y el mal trato a los subordinados, resulta improbable esperar resultados positivos.

   El grupo AtoS se está desprendiendo de personal técnico altamente cualificado con la excusa de no ser rentables, aunque para otras empresas con una estructura más ligera sí lo sean, pero sin embargo está alimentando una abultada estructura de gestión, que debería ser capaz de generar negocio y que está fracasando reiteradamente, recordemos lo ya denunciado por UGT en anteriores artículos con Barclays e Infocaja.

La insistencia de los delegados de prevención de UGT ha dado sus frutos


   Aunque tras muchas peticiones y mucho tiempo de espera, hemos conseguido que en la puerta de acceso a sala de Bankia pongan un “Ojo de Buey”.

   Hace ya varios meses, y debido a varios accidentes que se habían producido, solicitamos a la Empresa a través del CSSL la instalación de un sistema de visión en este acceso. En su momento la respuesta de la empresa fue la de poner un cartel en la puesta por la parte interior indicando “Precaución” al abrir.

   Durante el intervalo desde que se solicitó este cambio, se ha producido el cierre de la sala donde se ubica el personal de RRHH. Curiosamente en esta sala se instaló un “Ojo de Buey” desde el primer momento.

   Hoy día 26 de junio, al llegar por la mañana nos hemos encontrado con la sorpresa de que podemos ver a quien está al otro lado de la puerta y evitar accidentes.

   Nos felicitamos de haber realizado la petición de esta modificación en el acceso y también a la empresa. Ojala que la próxima vez sean un poco más rápidos.