El ERE se fue buscando el sol….


Al fin la empresa ha escuchado los consejos de una parte de la RLT sobre la conveniencia de retirar el DC. Nos alegramos de la medida, pero no nos vamos tranquilos de vacaciones. La empresa tenía un dinero para ejecutar el DC y suponemos que empezará a gastárselo ya mismo y hasta donde le alcance.

 Sin embargo, estos despidos se harán como se venían haciendo hasta mayo, es decir, despidos disciplinarios, reconocidos improcedentes en el acto de conciliación y dando, como mínimo, la indemnización legal correspondiente. Cada trabajador tomará sus decisiones con arreglo a sus intereses y nadie tomará decisiones sobre nadie, salvo la empresa que sigue teniendo los mismos derechos que tenía antes del DC.

 Se ha hablado mucho en los foros sobre el derecho de los sindicatos a decidir por los trabajadores, o del derecho a decidir de los trabajadores, en este u otros asuntos laborales. Queremos decir que no son los sindicatos los que deciden, que son los representantes de los trabajadores en la empresa, cuando los hay, con arreglo a la ley (artículos 41 y 51 del E.T.). La RLT, bien sea a través de Comité en asuntos locales, bien sea a través de secciones sindicales de empresa en asuntos nacionales, tiene derecho a decidir en nombre de sus representados, aunque puede delegar su derecho a una asamblea o referéndum de los trabajadores afectados por las medidas que se vayan a tomar.

 En el caso que nos ocupa no hemos creído necesaria esa consulta porque desde el principio vimos un tufo discriminatorio con el colectivo de trabajadores en reducción de jornada y porque la última oferta de la empresa nos pareció insuficiente. La primera razón suponía que un DC con acuerdo podía ser tumbado por una demanda individual o colectiva por discriminación. Por otra parte, no nos parecía conveniente que una mayoría simple condenara a otros muchos al despido, perdiendo parte de su indemnización. Ya sabemos que en todo esto hay razones para hacer lo uno y lo otro y que ambos casos admiten críticas justas por parte de los que se sienten perjudicados. Creemos que la solución final ha sido la mejor que podía ser para todos, si bien ésta sólo dependía de la empresa y hemos corrido un riesgo.

 En fin, UGT ha ejercido su derecho de representación otorgado en las elecciones de cada centro de trabajo y admite las críticas que tengáis a bien emitir sobre la decisión tomada. También queremos deciros que la empresa ha tomado su decisión por miedo a la inseguridad judicial, no por miedo a las movilizaciones de los trabajadores. Os pedimos que reflexionéis sobre vuestra actitud de insolidaridad, casi general, hacia los compañeros afectados por el DC y hacia vuestros representantes. Creemos firmemente que la única manera de parar lo que va a venir es la organización de la mayoría de los trabajadores en las secciones sindicales que hay en la empresa. No es de recibo que se exija a los representantes esfuerzos que casi ningún trabajador está dispuesto a hacer. Para que un sindicato convoque una medida fuerte de presión debe tener muy claro que con ella puede ganar a la empresa, para ello es necesario saber que va a tener un fuerte apoyo de los trabajadores y esto sólo es posible si tiene un alto número de afiliados en la empresa. Esto último no sucede en Atos Spain, por tanto aquí nunca habrá convocatorias de movilización de mucho porte. Así pues, si la mayoría de los trabajadores permanece en la indiferencia frente a los sindicatos que les representan, no se podrá parar a la empresa en su voracidad contra los trabajadores. No basta con votar el día de las elecciones, hay que implicarse y solidarizarse.

 ¡¡¡¡ FELICES VACACIONES PARA TODOS!!!!

ERE que viene, se va y vuelve.


Ante los constantes rumores sobre un posible ERE en Atos Spain y dado que la empresa no se ha definido todavía oficialmente, después de dos meses de idas y venidas en la Comisión de Seguimiento del MSCT, y ante la oleada de despidos producida en este mes, os comunicamos lo que sigue:

La primera noticia que tuvimos de este asunto fue el día 20 de febrero, en esta fecha la empresa convoco una reunión extraordinaria de la Comisión de Seguimiento de la MSCT; y en ella nos entregó una comunicación en la que nos decía, en resumen, lo siguiente:

  •           Es muy probable que por la situación productiva, económica y organizativa de la empresa nos veamos en la obligación de iniciar un despido colectivo en las próximas semanas.
  •          Os comunicamos esto para dar cumplimiento al ACUERDO TERCERO apartado h) del Acuerdo de MSCT, para analizarlo y proponer alternativas.
  •          Si tras el análisis mencionado, la empresa se viera obligada a realizar despidos objetivos, previamente dejaría sin efecto la MSCT.

Tras la lectura íntegra del documento, por el Director de RR.HH., el mismo explica que su intención es que en la reunión que hay convocada para el día siguiente, 21 de febrero, comunicar oficialmente esta medida a toda la RLT de los posibles centros de trabajo afectados por el despido colectivo y seguir los plazos establecidos por la ley con el objeto de que el 1 de abril se pueda empezar a aplicar efectivamente. La ley obliga a la empresa a comunicar el despido colectivo oficialmente a la RLT de los centros afectados una semana antes del comienzo del periodo de consultas, y en esa semana se debe constituir la Comisión Negociadora. La empresa pretende mantener vigente la MSCT durante la negociación del Despido Colectivo.

Tanto U.G.T. como CC.OO. manifestamos que con esas prisas se está incumpliendo lo que dice que pretende cumplir, es decir, el ACUERDO TERCERO apartado h) y para demostrar el incumplimiento se lee el citado punto de Acuerdo. En este apartado queda claro que en caso de que la situación de la empresa empeore en relación a la que había en el año 2012, se analizarían y estudiarían medidas que permitiesen paliar la crítica situación sin necesidad de acudir a realizar despidos colectivos. Igualmente se le indica que en este punto también se indica que si no hay más remedio que acudir a la vía de los Despidos Colectivos previamente se dejaría sin efecto la MSCT y los trabajadores recuperarían automáticamente su salario.

Sorprendentemente, en la tarde del mismo día 20 se desconvoca a las RLT´s de los centros afectados, sin ninguna explicación, y se da por suspendido el asunto.

El día 27 de febrero somos convocados a otra reunión Extraordinaria de la Comisión Seguimiento de la MSCT para el día 3 de marzo. En ella la empresa nos vuelve a decir que quiere cumplir con el Acuerdo de la MSCT y que le pidamos la información que necesitemos y le hagamos propuestas alternativas. Asiste a la reunión el responsable de WFM que nos da detalles de la mala situación del Bench. Nosotros manifestamos que le enviaríamos nuestra petición de información a la mayor brevedad. El 5 de marzo por la tarde entregamos, por escrito, nuestra petición de información. El viernes 7 de marzo se celebró la tercera reunión extraordinaria de la Comisión de Seguimiento; en ella la empresa plantea la creación de una Subcomisión para estudiar la situación de la empresa y la viabilidad del planteamiento de un Despido Colectivo; respondemos que lo pensaremos. El otro objetivo que tenía esta reunión que era la presentación de los datos financieros por parte del Financiero de la empresa, nos dicen que es imposible alegando una situación personal grave. Nos quejamos de que el día anterior a esta reunión, el Director General ha dado esta información a la plantilla sin haber informado antes a la Representación Legal de los Trabajadores, saltándose nuevamente lo que la Ley dice en este tema.

El 3 de abril comenzamos a recibir la información solicitada a cuenta gotas, y mantenemos la cuarta reunión extraordinaria de la Comisión de Seguimiento. En ella CMC (la empresa a la que encargan los estudios económicos para justificar todas las medidas excepcionales que han tomado contra los trabajadores, ERTE y MSCT) se encarga de mostrarnos una situación económica y productiva desastrosa que justifica la toma de medidas excepcionales. Nos quejamos de que se haya dado la información a CMC, para elaborar el informe, y no se nos haya dado a nosotros habiéndola pedido hace casi un mes. No estamos de acuerdo con el informe que contradice abiertamente la información económica dada por el Director General a la plantilla en su conferencia. Preguntamos por las causas de esta situación y, como siempre, se le echa la culpa a la crisis, quedando incólume la dirección de la empresa que no tiene culpa de nada.

A día de hoy no tenemos la información importante, que se pidió hace más de un mes, para poder contrastar los datos del informe de CMC. Se la han dado a CMC en estado puro, pero a nosotros nos la están cocinando en los fogones de los mejores restauradores del país; cuando nos la den no la vamos a conocer. Con el comienzo del año comenzaron, otra vez, los despidos. La cosa fue suave hasta marzo, pero en abril se han desatado todas las furias del infierno y a día de hoy van 45 despedidos. Si mantienen esta marcha hasta junio es muy probable que no les haga falta un ERE.

La dirección de Atos está haciendo todo esto con la Comisión de Seguimiento de la MSCT, obligada por el Acuerdo de la MSCT, todos podéis acceder a dicho acuerdo y ver las obligaciones de la empresa con los sindicatos firmantes del Acuerdo. Pero en realidad, la Dirección se olvida de sus obligaciones cuando le viene en gana y las cumple tarde, mal y nunca.

Por otro lado, el lunes de Semana Santa la Dirección comunicó a la RLT de Infoservicios su intención de poner en marcha un Despido Colectivo (ERE) y el pasado día 23 de Abril ha comenzado el periodo de consultas del mismo que durará un mes.

Por todo lo anterior parece que la Dirección ha decidido abrir ERE´s en algunas o todas las empresas del Grupo. Desde luego es potestad de la Dirección plantear estas medidas cuando quiera y en las empresas que quiera, pero pedimos a la Dirección que defina claramente sus intenciones y las manifieste a toda la RLT para que lo que haya de ser se aborde con todas las garantías y la transparencia debida a los afectados que somos todos los trabajadores del Grupo Atos. Nosotros estamos dispuestos a extender el conflicto a todas las empresas del Grupo y a buscar la solidaridad con los afectados en cada momento.

Agradecemos el apoyo dado a las convocatorias de concentración y marcha y os pedimos redoblar los esfuerzos en convencer a nuestros compañeros de que la movilización de los trabajadores es el único camino para parar los pies a la empresa. La próxima convocatoria debe tener un apoyo tal que provoque un cambio de rumbo en la política de empleo y en las formas de hacer de esta empresa.